Logo de Torre de Babel
Portada Libros Artículos Perfil Scholar

Microordenadores Atari - Historia y muchas fotografías

Una vez limpios, protegidos y empaquetados, los microordenadores de Commodore han dejado paso a un nuevo envío desde el retro-sótano: los microordenadores de la empresa Atari. La inferior es la fotografía de familia, con cinco ordenadores expuestos y un sexto (el 130XE) en su caja.

En la secuencia de tres imágenes siguiente se han agrupado los ordenadores según la generación que les corresponde dentro de la gama Atari: en la primera los Atari 400/800, en la segunda el Atari 800XL y en la tercera los modelos 65XE, 130XE y 520ST. También aparecen la unidad de casete del 800XL, la unidad de casete del 130XE, manuales, transformadores y software en distintos soportes: cartuchos, cintas y discos.

La empresa Atari fue fundada por Nolan Bushnell y Ted Dabney en 1972 tras haber lanzado el primer juego tipo arcade de la historia: Computer Space. Dicho juego lo desarrollaron en 1971 para una tercera empresa, llamada Nutting Associates y, tras iniciar Atari su actividad, planificaron la creación de un juego de tenis que, a la postre, se convertiría en el famosísimo Pong. Tanto Computer Space como Pong eran juegos pensados para máquinas arcade que, con el tiempo, fueron sustituyendo en las salas recreativas a los futbolines y otro tipo de máquinas más antiguas.

En 1976 Atari se puso como objetivo diseñar una consola doméstica que permitiese jugar a Pong y los demás juegos desarrollados por la empresa hasta el momento, lo cual supuso un gran esfuerzo económico que dio como fruto la Atari VCS (Video Computer System), posteriormente conocida como Atari 2600. Este producto supuso un gran éxito pero, al tiempo, también cambió el futuro de Atari y de parte de la industria microinformática.

Durante el desarrollo de la Atari VCS y una nueva versión de Pong para la misma, dos empleados de la empresa (que trabajaban en el diseño de un hardware para un nuevo juego denominado Breakout) propusieron a Bushnell emprender la fabricación de un microordenador que habían diseñado a partir de los componentes que Atari usaba en sus consolas. Bushnell declinó el ofrecimiento, enfocado como estaba en el nuevo Pong para la VCS, por lo que esos dos empleados dejaron Atari y emprendieron la fabricación de su ordenador por cuenta propia. Se llamaban Steve Jobs y Steve Wozniak, para comercializar su producto fundaron una empresa llamada Apple, pero esa es ya otra historia.

La inversión de Atari en sus nuevos proyectos generó la necesidad de obtener recursos externos, lo que llevó a Bushnell a vender la empresa a Warner Communications (hoy Time Warner) quedándose inicialmente como empleado si bien unos meses después abandonó la firma por diferencias con la nueva dirección. Finalmente, el 14 de octubre de 1977, se lanzó la Atari VCS.

Microordenadores Atari: primera generación

Estando ya Atari bajo la nueva dirección de Warner Communications, y comprobado el éxito de Commodore con su PET y de Apple con su primer ordenador, la empresa se plantea la necesidad de entrar en ese nuevo mercado y para ello crea la Atari Home Computer Division. Los ingenieros de la nueva división diseñan una serie de circuitos integrados a medida para gestionar el audio, el vídeo y la comunicación con el exterior, dando lugar al primer microordenador fabricado con custom chips en lugar de con circuitos genéricos. A finales de 1979 se presentaban los dos modelos de esa primera máquina: los Atari 400 y Atari 800.

El Atari 400, a pesar de compartir una base común con el 800, estaba pensado más como una máquina de juegos que como un ordenador, algo así como un híbrido entre consola y ordenador. Por ello, como se aprecia en las imágenes inferiores, contaba con un teclado de membrana (poco práctico para escribir mucho), cuatro salidas para joystick, una ranura para cartuchos, una salida para TV y un conector para casete, no existiendo apenas posibilidades de expansión.

Aunque inicialmente el Atari 400 se diseñó para contar con 4 KB de RAM, el abaratamiento de las memorias provocó que la empresa ofreciese modelos con 8 KB y 16 KB. Esta mayor cantidad de memoria hacía posible no solamente utilizar los juegos en cartucho, sino también cargar otro software de cinta.

A diferencia del 400, el modelo 800 estaba dirigido al sector más profesional que necesitaba un ordenador personal de verdad, por lo que incorporaba un teclado mecánico de buena calidad, conexión para monitor aparte de la salida de TV, mayor cantidad de memoria RAM así como posibilidades de expansión y conexión para otros periféricos como podía ser una unidad de disco. En las fotografías inferiores se muestran todos estos elementos.

Como denota su nombre, el 800 iba a tener 8 KB de memoria lugar de los 4 KB del 400, pero por las mismas causas antes mencionadas finalmente el ordenador incorporó 48 KB que, como se aprecia en la última de las fotografías anteriores, se distribuyen en tres módulos de 16 KB. Otra diferencia respecto al modelo 400 era el hecho de que contaba con dos ranuras para cartuchos, en lugar de una, lo cual permitía tener siempre insertado el cartucho de BASIC y no tener que retirarlo cuando se quería utilizar un juego.

El microprocesador de 8 bits que hacía funcionar a estos ordenadores era un MOS 6502 a 1.77 MHz, pero lo que realmente diferenciaba al Atari 400/800 de los demás microordenadores de la época eran sus integrados específicos: CTIA/GTIA (para los gráficos), POKEY (generación de audio y control de teclado) y ANTIC (encargado del texto). La resolución llegaba hasta los 320x192 píxeles y 256 colores en las últimas versiones, cuando el CTIA fue sustituido por el GTIA, contemplando el control de hasta 4 sprites por hardware.

El intérprete de BASIC de los Atari 400/800 no estaba incorporado en ROM (como en otros microordenadores) sino que se facilitaba en un cartucho, el mismo formato usado para los juegos. Aunque en principio se pretendía usar el BASIC de Microsoft, éste ocupaba 12 KB y Atari quería usar un cartucho de 8 KB de capacidad (más barato), por lo que se optó por desarrollar un intérprete propio que pudiera alojarse en dicho cartucho y llamarlo Atari BASIC.

Cuando se iniciaba el ordenador sin insertar cartucho alguno aparecía en pantalla el programa MEMO PAD (véase primera imagen inferior), un simple bloc de notas en el que poder practicar con el teclado del ordenador. En cuanto a los cartuchos de juegos, aparte de Pong y Star Raider, también estaba disponible el adictivo PAC-MAN como puede verse en sendas fotografías más abajo.

A pesar de que las capacidades gráficas y de audio de los Atari 400/800 eran superiores a las ofrecidas por los microordenadores de la competencia más directa (aún no se había presentado el Commodore VIC-20 ni el Commodore 64), y se equiparaban a los de las videoconsolas, el precio era un obstáculo, especialmente en el caso del Atari 800. Esto se debía en parte a la complejidad del diseño del sistema, con un total 7 placas de circuito impreso.

Microordenadores Atari: segunda generación

En 1982 Atari rediseñó la base de sus microordenadores con el objetivo de abaratar su fabricación, pasando de las siete placas de circuito a solamente una y reduciendo también de manera significativa el número de chips necesarios. También se redujo la cantidad de conexiones hacia el exterior: de cuatro conectores de joystick se pasó a dos y se eliminó la expansión del bus. El nuevo sistema incorporaría 64 KB de RAM, en lugar de 16 o 48, pero los módulos de memoria iban soldados en la propia placa del sistema en lugar de alojarse en cartuchos aparte, otro factor que redujo el coste de fabricación.

El primer microordenador de esta nueva generación fue el 1200XL, disponible desde finales de 1982, si bien fue sustituido en 1983 por dos modelos mucho más populares: el 600XL y el 800XL, siendo este último el microordenador de 8 bits más popular de Atari. El 600XL contaba con 16 KB de RAM y el 800XL con 64 KB, incorporando ambos el intérprete de BASIC en ROM en lugar de un cartucho separado. Las fotografías siguientes corresponden al Atari 800XL.

Además de los modelos que existieron realmente: 1200XL, 600XL y 800XL, durante aquellos años en Atari se habló de multitud de modelos en fase de prototipo como los 1400XL, 1400XLD, 1650XLD y 1850XL que nunca llegaron a producirse. El Atari 1850XL supuestamente debía ser la versión Atari del Amiga original, tras adquirir una licencia de Amiga Inc., pero nunca llegó a fabricarse.

A pesar de que el coste de fabricación de la serie XL, y por tanto su precio, era considerablemente inferior a los modelos 400/800, esta segunda generación de Atari llegó al mercado a finales de 1983, cuando Commodore ya había lanzado el C64 que, como se indicó en Microordenadores Commodore, acaparó rápidamente el mercado de los microordenadores.

Microordenadores Atari: la llegada de Tramiel

En julio de 1984, tras abandonar Commodore, Jack Tramiel se hace con la división de electrónica de consumo de Atari (también se citó en Microordenadores Commodore) y pone en marcha su plan de fabricar un microordenador distinto. La empresa pasa a llamarse Atari Corporation y en 1985 se detiene toda la fabricación de la gama XL, iniciándose el desarrollo en paralelo de dos líneas de microordenadores: la serie XE de 8 bits y la ST de 16 bits. Ambas tendrían un aspecto común, con carcasas similares, si bien internamente tendrían muy poco que ver.

La serie XE se compuso de dos modelos: el 65XE y el 130XE, estando el primero llamado a sustituir al 800XL y el segundo a un nuevo segmento. Ambos contaban con un microprocesador 6502C y los mismos integrados específicos de las gamas anteriores, por lo que eran cien por cien compatibles con todo el software existente de las generaciones previas. El 65XE contaba con 64 KB de RAM y el 130XE con 128 KB.

De las fotografías siguientes las tres primeras corresponden al modelo 65XE y la cuarta al 130XE que, como puede apreciarse, es idéntico salvo por la indicación exterior del modelo.

El intérprete de BASIC incluido en ROM en estos modelos era el mismo de las dos generaciones previas y los cartuchos de las serie 400/800, como se aprecia en una de las imágenes inferiores, podían utilizarse en la gama XE sin problemas. El PAC-MAN que aparece es el mismo cartucho que en una imagen anterior se usaba en el Atari 800.

Simultáneamente a los dos modelos anteriores Atari también presenta el 520ST, un microordenador de 16 bits equipado con el microprocesador Motorola 68000, 512 KB de RAM, unidad de disco de 3.5 pulgadas y un entorno gráfico. Las características son similares a las del Commodore Amiga, pero el Atari 520ST aparece dos meses antes y la primera máquina con esas características. También es el primer ordenador en incorporar entrada/salida MIDI, lo cual le hizo un sistema ideal para músicos.

Aunque originalmente el entorno gráfico GEM (Graphical Environment Manager), desarrollado por Digital Research, se facilitó en disco, posteriormente se incluyó en ROM (la unidad que yo tengo es de este tipo) y esto permitía comenzar a usar el sistema de manera inmediata, sin necesidad de cargar software alguno de disco.

Las fotografías inferiores muestran el 520ST de que dispongo señalando todas sus conexiones y dispositivos:

Antes de la fabricación de estos sistemas los mismos ingenieros que crearon los circuitos integrados específicos para el Atari 400/800 propusieron a la empresa diseñar una nueva gama de custom chips de alta gama, pero Atari rechazó la idea (como hiciera en el pasado con la propuesta por los Steves). Esos ingenieros crearon una nueva empresa, llamada Amiga Inc., que finalmente sería adquirida por Commodore y se convertiría en el pilar del Commodore Amiga (ver más en la entrada Microordenadores Commodore del 10 de agosto). Atari repitió sus errores, de los cuales surgieron Apple y Amiga.

A pesar de no contar con los custom chips del Amiga, el Atari 520ST ofrecía una impresionante resolución de 320x200 y 640x400 con 16 y 4 colores, respectivamente, tomados de una paleta de 512. Esta alta resolución, unida a su monitor monocromo de alta resolución y la disponibilidad de una impresora láser, hizo del Atari ST un ordenador popular para DTP (Desktop Publishing). Sus conexiones MIDI, junto con paquetes de software a medida, también lo hicieron ideal para la música y no era raro ver a grupos que, en su puesta en escena, contaban con algún modelo de la gama ST entre sus instrumentos.

En las imágenes inferiores puede verse el 520ST conectado a un televisor ejecutando GEM y el intérprete de BASIC incluido en el sistema.

La alta resolución ofrecida por esta máquina, así como la calidad de su audio, le hacía asimismo ideal como plataforma de juegos. En las fotografías inferiores aparecen varios de ellos en funcionamiento.

Tras el 520ST, esta gama de Atari fue la única que pervivió y fue completándose con muchos otros modelos, como el 1040ST (con 1 MB de RAM), el 520STE/1040STE (con mejor audio y una paleta de 4096 colores) o el MegaSTE (con microprocesador a 16 MHz en lugar de 8 e integrando SCSI).

Atari, a finales de los 80 y ya entrada la década de los 90, fabricó algunos ordenadores de 32 bits, como el TT030 y el Falcon, y también algunos compatibles PC, como el Atari PC-1, el portátil N386SX o el Atari Portfolio.

En 1996 Atari, tras algunos fracasos sonados como la consola Lynx, fue adquirida por JTS, empresa que después la vendió a Hasbro Interactive. Actualmente la marca y propiedad intelectual de Atari pertenecen a la empresa Infogrames.


Publicado el 18/8/2010

Histórico
Curso de shaders

Torre de Babel - Francisco Charte Ojeda - Desde 1997 en la Web